MAREAS LUMINISCENTES

Este fenómeno natural se produce debido al fitoplancton bioluminiscente, unos organismos microscópicos. Hay de varios tipos, siendo algunos inofensivos y otros muy tóxicos, como los que forman las llamadas mareas rojas.

En algunos casos es generado por una microalga llamada noctiluca scintillans, que es capaz de emitir una gran cantidad de luz. Estas microalgas reaccionan por la noche a los cambios de acidez del agua y emiten una maravillosa luz que se produce con cada ola.

La bioluminiscencia se genera por pequeñas reacciones bioquímicas de algunos organismos que habitan en aguas ricas en nutrientes. en las que interviene una enzima, la luciferasa. El oxígeno se encarga de oxidar el sustrato (una proteína llamada luciferina); la luciferasa entonces acelera la reacción y el adenosin trifosfato (ATP), transformando energía química en energía lumínica.

Este proceso se da en distintos tipos de: bacterias, hongos, insectos, protistas unicelulares, gusanos, moluscos, celentéreos, cefalópodos, crustáceos, equinodermos, peces y medusas. Además, emiten esa señal luminosa con distintos propósitos, tales como camuflarse en las profundidades marinas, defenderse de los depredadores, o atraer presas,  iluminando para confundir a sus atacantes, comunicarseencontrar pareja y otras actividades vitales.

Este fenómeno se da en muchos lugares del mundo, costas del Pacífico, como en San Diego, costas mexicanas, Costa Rica, en el Caribe, y el Índico, sobre todo en playas desiertas.

Los científicos aseguran que tres cuartas partes de los animales que habitan en el fondo del océano tienen la capacidad de producir luz. Pero este hecho no se registraba hace 60 años en algunas playas mexicanas, como Guerrero y Acapulco, a causa del aislamiento por la pandemia actual del COVID-19.

Navarre Beach, Florida. Aquí la bioluminiscencia no se debe a un plancton, sino a la luminiscencia de los peces que se funde con el color de la luna.

Espectáculo que no se veía hace mucho tiempo en San Diego, California.

Bahía luminiscente en Puerto Mosquito, Puerto Rico. Aquí las algas crean este efecto luminiscente. Por desgracia, debido a la contaminación, este espectáculo está desapareciendo.

Vaadhoo Beach, en Maldivas, es una de las playas más famosas donde observar este efecto bioluminiscente. Sus playas blancas y aguas claras y cristalinas favorecen este espectáculo nocturno.

En las playas de las islas de Matsu, un pequeño archipiélago del estrecho de Taiwán, cada verano se produce una luminiscencia azul debido a un fenómeno natural llamado «Blue Tears», es decir lagrimas azules, producidas por algas.

Foto: Meeored.

Isla de Matsu, Taiwan.

En la Gruta azul, en Malta se puede ver este espectáculo. Solo se puede acceder en barco.

De día los organismos, por ejemplo en las costas del Pacífico los llamados Lingulodinium polyedra, se concentran en la superficie, y para protegerse de los rayos del Sol, producen un color marrón rojizo. Es lo que se conoce como Marea roja. Estos dinoflagelados utilizan ese mecanismo de luz como un comportamiento para evitar a los depredadores. Suelen ser tóxicas para los moluscos, crustáceos y muchos peces, y, a través de ellos, por la cadena alimenticia, para el hombre. Otras son inocuas, conocidas como Bloom.

Esos mismos organismos se ven bioluminiscentes por la noche. Dependiendo de la especie, se pueden ver desde distintos tonos de azul a verdes.

Marea roja vista desde el aire.

Marea roja en las costas de California.

2 pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s