CUEVAS GLOWWORMS

Se encuentran situadas en Waitomo, en Nueva Zelanda.

Dentro de ellas, unos gusanos luminosos parecidos a las luciérnagas, causan un efecto espectacular.

Las cuevas Waitomo, del maorí wai (agua) y tomo (pozo), se formaron gracias a que durante miles de años, las corrientes subterráneas se abrieron paso a través de la blanda piedra caliza.

La luz la produce en realidad una larva de mosquito, que, al igual que las arañas, produce un hilo con el que atrapa a sus presas, que se quedan pegadas a su mucosa. Además producen un efecto bioluminiscente para atraer a otros insectos en la oscuridad.

Cuevas Glowworm, Waitomo, Nueva Zelanda.

Efecto luminiscente en el interior de la cueva.

Este efecto atrapa por su belleza.

Los gusanos y sus hilos forman una hilera que parecen collares de perlas de unas decenas de centímetros de largo, Son los que por la noche se iluminan.

Fuente: http://www.newzealand.com/cl/waitomo-caves/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s